Chocolate con leche

Pequeños objetivos que cambian la vida

Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa, Mark Twain

en 02/04/2014

Hoy toda ponerse seria, ya que hoy hablaremos de temas legales, no es para menos…

Para empezar, un consejo: Si tienes una idea, mejor no contarla. Las ideas no se pueden proteger, no puedes evitar que alguien te plagie, y hoy en día hay mucha competencia.

Una idea puede tener muchas interpretaciones y cada una de esas interpretaciones las llamamos obras. Para poder registrarla tiene que tener 3 requisitos básicos.

Original: Quieres hacer una película sobre el presidente de los EEUU salvando al mundo.

Humana: Es tu idea, es tu obra y por lo tanto es humana.

Altura creativa: Hay muchos directores que ya han plasmado esa idea de forma original y humana, pero ninguno lo ha hecho de la forma que lo harás tu, con el presidente de los EEUU subido en un caballo volador, por lo que tu obra tiene altura creativa y es registrable.

Ya tienes la obra, y ahora eclosionan 2 tipos de derechos:

Derechos morales: Aquellos que te son inalienables, son inseparables y no se pueden comercializar. Puedes decidir si se publica tu obra, si se firma en tu nombre, puedes modificarla, retirarla del comercio, etc.

Derechos patrimoniales: Puedes ceder los derechos para que un tercero comercialice mi obra.

Un par de pinceladas para no volvernos locos, y para acabar como premio, nos hemos merecido un poco de chocolate con leche.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: